viernes, 21 de diciembre de 2007

Pájaros

Los que me conocen saben que tengo un cariño especial por los pájaros.
Recuerdo que en mi infancia con mis amigos, los “muchichas”, los “parteros” o con “marabú” motes y apodos amistosos de mi pueblo, solíamos ir por los campos persiguiendo y molestando a los pobres pájaros.
Hoy intento ser más amable y civilizado y en señal de amistad les invito a almorzar todos los días poniéndoles unas migas en mi jardín. El herrerillo el mas glotón, apesar de ser el mas pequeño es el mas dominante y a los pobres carboneros no los deja que coman. El Carbonero, el mas asustadizo, siempre va en pareja. El mirlo, el solitario, no le preocupa que coman a su lado los demás pájaros.
El petirrojo, también solitario y territorial es el mas confiado, espera en las ramas del cerezo mientras le pongo la comida y solo alejarme unos pasos me agacho y baja a comer, hay confianza y ya nos tuteamos.

lunes, 17 de diciembre de 2007

Sau, detalles y recuerdos

Dice mi amigo Felipe que su jefe vivía en Sau, al lado de la Iglesia donde aún queda alguna pared de su casa y los restos de una higuera que tenia.
Si, ahora que el pantano está tan bajo, aún se puede ver la pared y la gran soca de la higuera.

También se pueden ver los restos de las casas que permanecen bajo el agua años y años.

O detalles como este poste eléctrico que dejan patente que se quedó detenido el avance del progreso.
Me gusta escuchar detalles de recuerdos, sentir que el paso del tiempo no ha podido borrar del todo el la huella que dejaron nuestros mayores y me gusta captar esos detalles y poder contemplarlos y enseñarselos a mi amigos.