viernes, 21 de diciembre de 2007

Pájaros

Los que me conocen saben que tengo un cariño especial por los pájaros.
Recuerdo que en mi infancia con mis amigos, los “muchichas”, los “parteros” o con “marabú” motes y apodos amistosos de mi pueblo, solíamos ir por los campos persiguiendo y molestando a los pobres pájaros.
Hoy intento ser más amable y civilizado y en señal de amistad les invito a almorzar todos los días poniéndoles unas migas en mi jardín. El herrerillo el mas glotón, apesar de ser el mas pequeño es el mas dominante y a los pobres carboneros no los deja que coman. El Carbonero, el mas asustadizo, siempre va en pareja. El mirlo, el solitario, no le preocupa que coman a su lado los demás pájaros.
El petirrojo, también solitario y territorial es el mas confiado, espera en las ramas del cerezo mientras le pongo la comida y solo alejarme unos pasos me agacho y baja a comer, hay confianza y ya nos tuteamos.

No hay comentarios: